D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

viernes, abril 01, 2005

Misantropía

Recientemente, leí en la bitácora de un ‘d-generado’ que su autor se declaraba misántropo. Lo curioso es que lo hacía abiertamente, sin ningún miedo a convertirse en esclavo o en reo de sus propias palabras. Raudo y veloz me vi obligado a tratar de hacerle entrar en razón, con la colaboración de otro ‘d-generado’.

Nuestro alegato radicaba en que no puede ser misántropo aquel que se rodea de gente, aquel con don de gentes y profunda curiosidad por las curvas del sexo opuesto. Sin embargo, el paso del tiempo y el discurrir de los acontecimientos lleva a uno a cuestionarse sus propias convicciones.

La Real Academia de la Lengua Española dice que misántropo es aquella “persona que, por su humor tétrico, manifiesta aversión al trato humano”. Es verdad que mi humor es, a veces, tétrico y desconozco si manifiesto aversión al trato humano. Sin embargo, el trato con algunos seres humanos me produce aversión. En no pocas ocasiones, he querido pensar que se trata de sensaciones esporádicas ante situaciones excepcionales, pero esas situaciones se producen más frecuentemente de lo que desearía.

Yo, que siempre me he considerado una persona tolerante, experimento en esos instantes fugaces instintos asesinos incontrolables y, en cambio, controlados por mi pusilanimidad ante la violencia física. Hoy, que ya han pasado algunas semanas de aquel dilema misantrópico, tengo más dudas que nunca al respecto.

Supongo que no ayudan las náuseas que padezco al enfrentarme a determinados comportamientos humanos —por calificarlos de alguna manera— de indiduos que aún no han alcanzado el estatus de homo sapiens sapiens.

Afortunadamente, mi humor tétrico no tiene opciones ante los sentimientos filantrópicos que me sugiere el trato con un grupo reducido de personas. Cada uno de esos individuos me hace comprender a cada instante que la náusea de la misantropía es sólo una ilusión esporádica.

3 Comments:

At 19:15, Blogger Javier Luna said...

La misantropía es producto del sistema, sobre todo cuando éste no obliga a entablar relaciones antinaturales que en el 90% de los casos se deben cuestiones de mercado o conflictos de interés. Esto produce en las gentes con un mínimo grado de sensibilidad, expresada o no, repulsa al trato humano, sobre todo cuando está envuelto en los criterios de la propiedad privada, fisica o etérea.

 
At 13:09, Blogger Aitor Ordax said...

No me cabe ninguna duda al respecto. Probablemente, gracias a esas relaciones antinaturales y detestables, podemos establecer un marco comparativo que nos ayude a disfrutar, en mayor medida, con las espontáneas y, sobre todo, con las deseadas.

 
At 16:21, Blogger javier said...

Mas que misantropo a veces me considero antisocial (y misogino, segun mi mdare)y tampoco puedo evitar tener sentimientos destructivos en ciertas ocasiones ante ciertos sujetos. Quiza estoy mas d-generado de lo que quiero admitir. Un saludo

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home