D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

viernes, abril 08, 2005

Papa, medios de comunicación y laicismo

Casi una semana después del fallecimiento del monarca de Ciudad de Vaticano, Karol Wojtila —líder de masas y máximo representante del Dios cristiano en la Tierra—, los medios de comunicación continuan saturando las cabezas de la audiencia con el mismo asunto. De pronto, el resto de las cuestiones de la actualidad han perdido relevancia y el cadáver del Pontífice sigue presente en cada uno de los espacios informativos de los distintos medios de comunicación.

Efectivamente, es innegable que el papel del “Santo Padre” fue determinante por su influencia internacional y su carácter referente para las “masas católicas” que, súbitamente, han reaparecido de esa sociedad laica, contra todo pronóstico. La muerte del Papa mediático —como le denominan algunos— ha aportado a la Iglesia una inyección de popularidad difícilmente superable.

Sin embargo, la saturación informativa ha sido excesiva —está visto que en los medios de comunicación social no hay mesura— hasta el punto de copar la mitad del espacio total de telediarios y boletines informativos. Este hecho sería razonable si solamente se hubiera producido el día siguiente al fallecimiento de Juan Pablo II e, incluso, la jornada reservado al funeral de estado. Pero no.

La saturación ha continuado —afortunadamente para la Iglesia, pero lamentablemente para los no creyentes— durante toda la semana —y previsiblemente lo hará hasta que finalice el cónclave—, propiciando la vacuidad de contenidos en las informaciones y la silenciación de muchas otras noticias de mayor actualidad y relevancia que la enésima explicación sobre el proceso de elección del nuevo Papa o las repetidas crónicas sobre los viajes de Wojtila.

Esta situación responde claramente al tono mercantilista de las empresas informativas que anteponen rentabilidad —no hay que olvidar el coste de desplazamiento de equipos y profesionales a Roma— a interés social. Definitivamente, no hay nada más que contar sobre el fallecimiento de Juan Pablo II. ¿Cómo es posible que sigan fluyendo informaciones sobre ello? Muy sencillo: no existen tales informaciones. Sólo se trata de espacios ocupados por el vacío que los espectadores consumen vorazmente y de forma borreguil.

En una sociedad laica —la española es, teóricamente, aconfesional pero nos sirve el ejemplo—, la muerte del Papa, como monarca del Estado del Vaticano, debe tener la misma relevancia informativa que la de cualquier Jefe de Estado del mundo. La fe es algo interior que cada creyente debe vivir con libertad y respeto; el mismo respeto que deben tener agnósticos, ateos, musulmanes y espectadores de otras confesiones.

La muerte de Karol Wojtila es la muerte de un líder religioso y de opinión, pero como ser humano, su vida debería valer tanto como la de cualquier otro. Es evidente que informativamente esto no es así.

6 Comments:

At 18:11, Blogger Negrev said...

Ya sabemos como funcionan los medios de intoxicación por dentro.

mira el lado positivo, yo esta semana he visto la tele aun menos de lo que la veo habitualmente, q ya es bastante poco. nos encaminan a la lectura (todo es producto de una trama masonica, ya sabes)

 
At 20:19, Blogger Javier Luna said...

No olvidemos que la Iglesia, y concretamente el Vaticano, es una de las mejores escuelas de diplomacia. Además, sabe vender como la mejor de las empresas, no olvidemos que es la más grande del mundo. O sea que el reality Show al que estamos sometidos es una forma de vender su producto y por tanto obtener más capacidad de presión a los gobiernos del mundo y, por tanto, mayor poder.

 
At 21:41, Blogger rojoredrouge said...

Como casi católico estoy casi conmivido por la muerte de quien bendijo a dictadores ( Videla y Pinochet. Curiosamente en Sudamérica, donde más papistas que el papa hay. No sé si tanta como gente con el agua al cuello ). Ahora bien, como ateo que es lo que soy, Yo no puedo más !!. Como escuche, lea, vea, o me susurren un adjetivo más en favor del Papa me da algo!! Que le dió la Hostia ( no la que habría que darle de verdad ) a PINOCHET !!! por qué no nos recuerdan un POCO más eso. Lamento la visceralidad. Son los efectos de una sobredosis de rayos católicos en lugar de catódicos.

 
At 23:09, Blogger Negrev said...

muy bueno lo de rayos católicos salva :D

 
At 23:25, Blogger javier said...

La Iglesia Catolica es la unica multinacional con 2000 años de historia; me pregunto si todos los fieles que han acudido en masa al funeral (jovenes me refiero) comulgaran al 100% con las ideas que exponen sobre aborto, eutanasia, sexualidad, homosexualidad y demas. En cualquier caso esta claro que su poder es inmenso y tienen bajo control a gran parte de la sociedad. Veremos como acaba todo esto.

 
At 02:30, Blogger Aitor Ordax said...

Ya sabéis el lema católico por antonomasia: "haz lo que yo digo y no la que yo hago". El mayor hijoputa durante la semana se cree mejor que el resto porque el domingo se come una Hostia -no de las que comenta Salva sino el "cuerpo de Cristo"- y suelta cinco eurillos en el cepillo de su parroquia. "A Dios rogando y con el mazo dando".

 

Publicar un comentario

<< Home