D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

martes, agosto 02, 2005

Llevarse todos los aplausos

Hace unos cuantos meses, motivado por la necesidad de cambiar mi vida, decidí inscribirme en un taller de teatro. Era todo un reto para mí, pues siempre he “presumido” de ser un chico tímido y muy introvertido. El primer día me temblaban las piernas, e incluso me costaba algo respirar. Ocho alumnos y dos profesores en una sala pequeña con un espejo enorme. Momentos de angustia cuando me tocó por primera ver salir al “escenario”. Enfrente un puñado de desconocido mirándome fijamente, examinando cada gesto, cada movimiento, cada palabra. El taller estaba estructurado en varias “etapas”, siendo la primera la más básica: el conflicto, que es la base de cualquier situación o escena. A veces solitario, otras veces acompañado.

Después del conflicto vinieron la expresión corporal, la relajación, la improvisación, la descarga emocional, la cuarta pared, la creación de un personaje y finalmente la creación de situaciones. El tiempo fue pasando y cada vez me sentía más cómodo en el escenario; en cierto modo el miedo seguía presente, pero ya no me costaba controlarlo. Pero lo mejor era, sin duda, lo bien que llegué a pasármelo. Hace años me reía de esas cosas. Bueno, me reía de cualquier forma de ocio que no implicase ponerse hasta el culo. He cambiado bastante, y en gran medida se lo debo al teatro. Y ahora, cuando veo una película, capto más detalles, cosas que antes me pasaban inadvertidas.

Y así el viernes por la tarde se convirtió en mi día favorito de la semana. Tres horas muy especiales, a veces algo difíciles, pero de las que siempre me llevaba a casa un buen recuerdo. Entre nosotros se creó un vínculo especial, algo curioso, pues realmente de puertas para afuera no nos conocíamos mucho, ni sabíamos gran cosa el uno del otro. De diciembre a mayo, los últimos meses fueron los mejores. El último día incluso hubo lágrimas, incluso nuestros profesores nos deleitaron con una parodia de la escena final de Titanic (después de que se hundiese el barco, con Kate Winslet subida en el trozo de madera y Di Caprio agarrado a él) que a un servidor le dejó con la boca abierta.

Ser antes que actuar. Nos lo repetían continuamente; se convirtió en nuestro lema. Tiene su lógica; según el método Stanislavsky hay que manifestar las emociones de un personaje para que sea creíble. Bueno, no es que sea un experto en el tema, sólo he aprendido unas cuantas cosas, que tienen una similitud asombrosa con la realidad. Y es que la vida está llena de conflictos, por todas partes y a todas horas. Del más trivial al más grande. Todos somos actores y todos estamos continuamente en una película, la película de nuestra vida. En un escenario enorme y lleno de otros actores y actrices. ¿Cuántas conversaciones o situaciones curiosas son la base de un buen guión? O de una escena memorable de una película.

Nunca he sido un fan del teatro, he de reconocerlo. Me gusta el cine, pero tampoco podría autodenominarme un cinéfilo. Siempre he sido de ciencias, alguien acostumbrado a razonar constantemente, a usar complejas ecuaciones, cálculos estadísticos y variables matemáticas. Quizás por eso me enganchó la interpretación. La ciencia es bonita, pero a veces se aparta demasiado del mundo que vivimos. Y hay muchas lecciones que no se aprenden, se viven. Por eso, caballeros, les deseo suerte. Se ha subido el telón y la función ya ha comenzado. A llevarse todos los aplausos.
310x400px - 15.8 Kbytes

3 Comments:

At 17:30, Blogger Negrev said...

Grasa, porque me dices continuamente que eres de ciencias, que si no no lo notaría. disfruto como un enano con casi todo lo que escribes.

yanos informaras de tu proxima actuacion. aitor hace las traducciones al inglés (no te vayas a bruselas, truhan) (no sin mi, quiero decir)

 
At 03:02, Blogger javier said...

Gracias Rubén, de momento mi próxima actuación queda algo lejana, quizás para el otoño; teníamos pensado hacer para el final del taller pero al final la gente se achantó, a ver si para este nuevo curso.

Aunque sea de ciencias debo reconocer que le he cogido mucho gusto a las letras, y tengo una asignatura pendiente: el guión.

Un saludo

 
At 16:41, Blogger Javier Luna said...

Bueno, ya se sabe en la sociedad teledirigida. El teatro es todo, por eso los grandes se gastan más en comunicación que otros asuntos.

Eres de ciencias, eres el Punset de Dgeneración.

 

Publicar un comentario

<< Home