D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

martes, febrero 14, 2006

La ira de Dios

Quién iba a pensar que un puñado de viñetas podrían provocar semejante crisis, con revueltas, manifestaciones y quema de banderas. La libertad de expresión chocó con el respeto religioso, y el mundo musulmán, en este aspecto, es muy tajante. ¿Es el islamismo una amenaza? ¿Es compatible con la democracia? Un servidor opina que no hay mejor sistema de control que la religión (si exceptuamos al estado de miedo); y si añadimos esa frase, que no recuerdo quien la dijo, el individuo es inteligente pero la masa es estúpida, ya tenemos una bomba preparada.

A mi todas las religiones me parecen iguales; piden respeto pero no respetan. Exigen pero no dan nada. Y buscan el poder, el control; decirle a la gente lo que puede y no puede hacer; y cuando no consiguen lo que quieren montan en cólera. La ira de Dios, manifestada a través de sus seguidores. Unos más violentos que otros, eso sí, pero no veo tanta diferencia entre aquellos que queman banderas y los que gritan en la calle contra los que no tienen su preferencia sexual y pretenden decirnos constantemente lo que está bien y lo que no. Personalmente me da igual que fulanito o fulanita quieran mantenerse vírgenes hasta el matrimonio y no utilicen preservativos; pero ¿por qué coño yo tengo que hacer lo mismo? Ello me da que en realidad es “si tu no lo haces yo tampoco” Vamos, la teoría del reprimido represor.

Pero tranquilo, que no soy un masón ni conspiro para acabar con ellas (como piensa la Conferencia Episcopal); no creo que desaparezcan nunca. Dan respuestas sencillas a muchas de las preguntas más trascendentales que se hace un ser humano a lo largo de su vida. Pero tengo mis dudas de que saquen lo mejor de cada uno. ¿Cuántas guerras a lo largo de la historia tenían detrás la religión? Sí, ya sé que es un argumento facilón, pero a que las cosas no han cambiado tanto?

¿Son respetables las creencias religiosas? Pues hasta cierto punto sí. ¿Son dueñas de la verdad, la ética, la moral? Desde luego que no; ellas crean la suya y luego pretenden extenderla a los demás, y aquellos que no la profesan son rápidamente etiquetados como infieles por uno, pobres desgraciados por otros. Por eso se las ve el plumero. Pero la ira de Dios es poderosa, temible a veces. Menuda se ha liado con las putas viñetas. Hasta la ONU ha intervenido.


Algunas emociones humanas son poderosas, el odio entre ellas, y cuando este es alimentado por sentimientos religiosos, peor todavía. La razón desaparece y da paso a los instintos más despiadados. No sé qué se le pasará por la cabeza a un terrorista segundos antes de reventar, o qué pensaban los torturadores de la Santa Inquisición antes de someter a los condenados a los más horrorosos rituales. La lógica invita a pensar que están como putas cabras, y bastante cabreados. Los creyentes llevados al límite. La ira de Dios.

1 Comments:

At 14:55, Blogger Javier Luna said...

Dios ha muerto. Las respuesta que ofrece la religión son tan validas como las que ofrece la filosofía o la propia experiencia. No olvidemos que la religiones suger del mito, dar respuestas a cosas que no conocemos: la ciencia nace del mismo lugar. La religión ha sido ante todo en la historia un PODER, generalmente represor y manipulador.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home