D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

jueves, febrero 16, 2006

Las cuentas cuadran ¿España va bien?

Las cuentas del Estado Español cuadran. Salvo el déficit de la balanza exterior, las arcas del país están saneadas ¿Quiere eso decir que España va bien? No, más bien quiere decir que la empresa llamada España tiene las cuentas en regla, aunque con algunos desequilibrios un tanto peligrosos, como la, ya citada, balanza exterior y la inflación, que se ha disparado casi un punto por encima de las previsiones del gobierno (4,2%).

Pero a los españoles, en su mayoría, no les va tan bien. Las economías domésticas, que eso somos, tienen algunos problemas de envergadura. El endeudamiento famililar, sobre todo a causa de la compra de viviendas, preocupa al Banco de España por las consecuencias que puede acarrear en las decisiones de gasto de los hogares, pero sobre todo por las crecientes posibilidades de impago de préstamos. Este problema preocupa porque afecta a la caja de algunos poderes.

Asimismo, entorno a un 20% de los españoles, según el Instituto Nacional de Estadística, se encuentra en la denominada pobreza relativa, o umbral de la pobreza. Son aquellas personas que ingresan por debajo de los 6.278 euros al año lo que les impide afrontar los gastos de la vida cotidiana. A este porcentaje, que representa a unos 8 millones de personas, hay que sumar el 1.750.000 de inviduos que viven en pobreza severa o extrema, es decir que padecen escasez para satisfacer las necesidades básicas. Casi 9 millones de personas sufren algún tipo de pobreza en España.

Por si fuera poco, el precio de los productos se ha multiplicado por dos desde la entrada en vigor del euro, allá por el año 2002. Nos la metieron doblada con la dichosa moneda única. Éste encarecimiento de los precios, no ha tenido traducción en los salarios; lo que implica una importante pérdida de poder adquisitivo en las denominadas economías domésticas, especialmente en las más angustiadas.

Pero debemos ser optimistas, ya que, España está a la cola en gasto público para la protección social, cinco puntos por debajo de la Unión Europea. Somos de los países peor colocados en gasto público en educación. Somos los que más trabajamos y menos cobramos de la UE 15. Tenemos poca inversión en I+D+i. La precariedad laboral y la subcontratación minan las posibilidades de los jóvenes. Etc, etc.

Que las cuentas le cuadren al señor ministro de economía no quiere decir que en este país las cosas vayan bien. Ya que, sólo les van bien a los de siempre. No me miréis como a un romántico o a un luchador de los derechos más básicos de las personas, ni como a uno de esos rojos idealistas, porque no lo soy. Mirad a esas personas que en vuestros barrios, en vuestros propios cubos de basura se buscan la vida, y pensad. Hay gente que defiende la renta básica, es decir que cada persona por el mero hecho de ser persona reciba un salario que le permita vivir. Yo estoy con ellos.

3 Comments:

At 18:22, Blogger Aitor Ordax said...

Es realmente indignante esa moda del superávit en la balanza española, que puso de moda el PP y que ahora continúa el PSOE, cuando la UE permite un déficit público de hasta el 3%. Hay una cosa muy clara: si hay superávit, hay algo que se está dejando de hacer.

Existiendo todos los problemas que Javier ha expuesto brillantemente, y otros muchos, es inconcebible que se olvide el gasto público social.

 
At 05:29, Blogger javier said...

¿Conoces la teoria del pollo? Si a cada ciudadano le corresponde uno pero en realidad tiene un cuarto, significa que otro tiene uno y tres cuartos........

Vamos, que alguen se está forrando a costa de los demás


Un saludo

 
At 08:48, Blogger rojoredrouge said...

Muy interesante Javi. Tu reflexión pasa a la perfección por una describción de los hechos. Éstos, duros y difíciles de aceptar, ponen de manifiesto las bases injustas con las que se regula la economía de un país. Ésta, a pasado a ser objeto, también, del marketing político.

Insisto, muy buena forma de mirar y escribir.

Un saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home