D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

martes, mayo 02, 2006

Les felicito


Una semana agotadora rematada por todo el puente currando; en una oficina por la que parece que haya pasado la 12 SS PAANZERDIVISIONEN. Si es que detesto las mudanzas, pero detesto aún más que nuestro departamento sea la cloaca de la empresa. Cálmate Javi, tomate la medicación………no joder que paso del valium y esas mierdas.

Estos días tuve que realizar una tarea extra; sacar los ganadores de unos programas de una conocida cadena de televisión, ponerme en contacto con ellos y anunciarles que acababan de ganar x euros. A priori parece una tarea desagradable; decirle a un extraño que ha ganado una pasta por haber mandado un mensajito de móvil.

Es como cuando el día del sorteo del gordo ves en las noticias de las 3 las caras de los afortunados que se han forrado y tu pensando, joder, cabrones con suerte. Sin embargo no pensé así; me alegré por esos desconocidos. Incluso charlé con uno de ellos, una señora mayor a punto de derramar lágrimas de felicidad tras conocer la noticia.

Y es que somos así; la pasta nos hace felices. ¿Quién no se alegraría de tener más dinero? Por sí solo no puede dar la felicidad, pero sin él te das con un canto en los dientes. Y estamos condenados a currar hasta que nuestra piel esté cubierta de arrugas para conseguirlo.

Acabo de cobrar y ya estoy pensando en qué gastarme la pasta; algunas cosas las necesito, otras no. Sin embargo luego lo pienso bien y me echo para atrás. El dinero hay que disfrutarlo, me dicen. Sí, pero con calma, digo yo. Siempre nos quedarán las quinielas, lotería y casinos.

Las probabilidades de ganar en un juego de azar son escasas; sin embargo se puede ganar. Cosas de las matemáticas. Por eso los ganadores no se lo creían y me preguntaban una y otra vez si era una broma. No amigos no. Les felicito.

1 Comments:

At 13:23, Blogger Javier Luna said...

Lo de que el dinero no da la felicidad no se lo cree nadie... Pero yo con el tiempo me he dado cuenta de que hay cosas que no se pueden comprar... ya sabes el amor de las novelas, la amistad, esas cosas.

Aunque hablo por hablar porque yo no tengo un duro. Quién sabe a lo mejor no se quiere amor cuando se puede comprar sexo, o no se quieren amigos cuando se pueden comprar socios. Yo que sé.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home