D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

viernes, mayo 20, 2005

El león del Congreso

400x311px - 18.8 Kbytes


¿Por qué el león del Congreso abandonó su bola para rendir a ETA? Es una buena pregunta. Tal vez el descuidado felino decidió confiar su tesoro en su compañero de penas y broncas. Quizá consideró que, después de tantos años sin inmutarse, ya era hora de conocer más mundo que la escalera de las Cortes, el policía de la recortada y el desfilar incesante de vehículos y transeúntes. Es difícil saberlo.

El otro león, situado a la derecha de las puertas, observa el lugar vacío, con un cartel y una bola. Pero esa bola ya no es la misma sin su guardián. El león de la izquierda le ha dejado solo. Ahora éste no comprende. Es posible que sea pronto aún. Pero antes o después tendrá que asimilarlo.

"He ido a rendir a E. T. A.; cuídame la bola", dice la nota. Y el león "abandonado" sigue sin entenderlo y se pregunta: "¿Por qué me ha abandonado? ¿Qué habré hecho yo? O mejor, ¿qué no habré hecho?" Sin embargo, alguien --probablemente, algún "genio maligno", similar a aquel del que hablaba Descartes-- ha atacado a sus sentidos, la letra de la nota no es del león izquierdo.

El león derecho se siente sólo y en minoría y, efectivamente, lo está. Su agresividad, cabezonería y mal perder le han hecho enloquecer. Se ha ido alejando del otro león y, si no tiene cuidado, puede acabar cayendo hacia la derecha del pedestal sobre el que descansa. ¿Y si, en realidad, siguiera allí, frente a los ojos del león derecho?

La realidad es que el "ausente" está presente y el presente está "sonado" desde que se enteró de los resultados de las últimas elecciones generales. Le costará recuperarse pero tendrá que hacerlo si quiere sobrevivir en la jungla.

Sólo hay un camino para resolver una situación como la del conflicto vasco. Ese camino es el diálogo. Porque el terrorismo abertzale no cesará aunque, progresivamente, se vaya debilitando y reduciendo la media de edad de sus activistas. La lucha policial legal es necesaria, pero no suficiente. Esto no excluye que sea fundamental un proceso de pacificación sin violencia, si armas. La única forma lograr el desarme de ETA y el cese de su acción es hacerles entender que la España de hoy, con sus limitaciones y errores, no es la España franquista que hostigaba a los vascos. Hoy, es posible reivindicar cualquier idea, a través de la palabra.

Por eso, la viñeta de Martín Morales en el diario Abc del pasado miércoles 18 de mayo, presenta, con mucho ingenio pero equivocadamente, un panorama ficticio. Puedo corroborarlo. Ayer estuve en el Congreso de los Diputados y ambos leones seguían allí, tan amigos como siempre, aunque vigilándose de reojo. Porque no es tan fiero el león como lo pintan.

5 Comments:

At 23:10, Blogger javier said...

Excelente articulo Aitor; de hecho yo tambien pensaba escribir sobre el tema.
Es un tema complicado y que levanta ampollas, sobre todo en la AVT; pero aunque mucha gente no quiera verlo, no se podra acabar con ETA SOLO con la accion policial. Esto es el mundo real y no una pelicula de Steven Seagal.

Un saludo

 
At 00:14, Blogger Javier Luna said...

Si se dan palos para acabar con los malos, los malos se reafirman contra los buenos; no dejan las armas. Si se les ofrece dejar las armas, a cambio de diálogo, a los mejor las dejan.

Hay que presentar alternativas, si no; inmovilismo caduco.

 
At 08:42, Blogger javier said...

Yo creo que la clave esta en lo que ha comentado Aitor; a los ojos de ETA España sigue igual que hace 30 años. Tantos años de guerra y tantos muertos no les han servido de nada. No es incompatible ser vasco y ser español, ojala estos individuos puedan comprenderlo.

 
At 15:18, Blogger rojoredrouge said...

Claro que sí. Es más no se puede olvidar el esfuerzo previo de las instituciones españolas para acabar con la falsedad del artículo 2 de la Constitución española. Así los nacionalistas, todos, tendrán menos argumentos para tener fé en ese anacronismo histórico que es su ideología y principal reivindicación: la nación vasca, gallega o catalana

 
At 22:16, Blogger Negrev said...

El mundo no necesita más naciones, necesito menos nacionalismos (de toda clase). Las personas necesitan derechos no banderas a las que seguir. En fin...¿hoy jugaba españa no?

Un saludo caballeros, buena semana de articulos

 

Publicar un comentario

<< Home