D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

lunes, mayo 16, 2005

Juzguen...

El otro día les pasé este texto a los de Diagonal, para quienes ya he colaborado. Guardo la mala costumbre, tras 5 años de periodismo, de exponer mis textos al escarnio público, o más bien al de mis compañeros, amigos y hermano. Ustedes no iban a ser menos. No sean tímidos, ataquen, sólo apunten, yo respondo. Mi texto hoy se hizo esperar, pero eso resulta de tener una tostadora del año 2000 como ordenador. Ahora, juzguen...

Al Dawa: un comprometedor aliado de EE UU

Desde principios de abril, Al Dawa es el partido del primer ministro de Iraq, Ibrahim al Yafari. Dos décadas antes, este partido atentó contra todo lo que tuvo que ver con Sadam Hussein, incluidos Francia y Estados Unidos

El Gobierno iraquí está liderado por el médico chiíta de 58 años, el primer ministro, Ibrahim al Yafari. Pero el poder ejecutivo iraquí no se ha constituido hasta el pasado 8 de mayo, día en que se asignaron los cinco últimos ministerios y el puesto de vice-primer ministro que quedaba por atribuir. Estos nombramientos llegaban, después de 3 meses de intensas negociaciones una vez celebradas las elecciones legislativas del pasado 30 de enero. En estos comicios venció la Alianza Unificada Iraquí (AUI), una coalición de partidos chiítas entre los que se encuentra el partido de Yafari, Al-Dawa.

El partido de la “llamada islámica”, el significado de Al Dawa, todavía no ha tenido la oportunidad de demostrar sus capacidades como partido iraquí que lidere la democracia nacida bajo la ocupación estadounidense. Capacidades y aptitudes para la buena gobernancia a Ibrahim al Yafari y a su partido no le faltan, aunque la violencia interétnica, insurgente y la de las tropas ocupación se lo impidan a día de hoy. Lo que sí ha demostrado el partido del premier iraquí desde que nació en 1957 es su oposición frontal y violenta a todo cuanto que tenga relación con el régimen de Sadam Hussein.

Al-Dawa apareció en el espectro político iraquí como una respuesta religiosa de confesión chií a la tendencia secularizante de los dos partidos que se disputaban el poder en Iraq en los años ‘50 y en parte de los ‘60, el partido Comunista iraquí y el partido Baaz. A partir del golpe de Estado de militar de 1968 en el que participó Saddam Hussein, éste fue monopolizando el poder y puso en marcha lo que acabaría siendo un régimen dictatorial que él mismo calificaba de “estalinista”. Consciente del potencial opositor de Al Dawa, el ahora derrocado lanzó las primeras leyes contra el partido en 1969.

Claro que Al Dawa, como partido que contaba con un importante apoyo de los chiíes de Iraq y de Irán no se limitó a acatar las ordenes del dictador. Las respuestas del “la llamada islámica” se hicieron esperar, pero fueron violentas. Entre los atentados perpretrados por Al Dawa en el mundo árabe se encuentran el que derrumbó por completo el edificio de seis alturas donde se situaba la Embajada iraquí en el Líbano el 15 de diciembre de 1981. Ese día una explosión causó la muerte a 23 personas y heridas a más de cien. Entre las víctimas se encontraban gran parte del personal diplomático iraquí destinado en el Líbano. No fue este el único atentado en territorio no iraquí que protagonizó Al Dawa. Dos años despúes, el siguiente objetivo de “la llamada islámica” fueron Estados Unidos y Francia, aliados de Iraq en el conflicto que este país mantenía con Iran. Así, el 12 de diciembre de 1983 se produjeron sendos ataques contra las embajadas estadunidense y la francesa, respectivamente. El balance de muertos de estos atentados arrojó las siguientes cifras, seis, y de heridos, 63, todos eran kuwaitíes. Este hecho “preocupó” vivamente a las autoridades francesas según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores francés un día después de los ataques. Aún más se alarmaron las autoridades estadounidenses, que en aquella ocasión fueron objeto del ataque de un suicida que condujo un camión cargado de explosivos y bombonas de gas hasta el interior de las instalaciones de la Embajada de EEUU, donde explotó el camión bomba. Prueba de esta alarma fue que, el 15 de diciembre, las autoridades ordenaran a los agentes de seguridad de la Embajada estadounidense en Kuwait dispararan “para incapacitar a los intrusos que se adentraran en el terrritorio” del servicio exterior yanqui. El reino kuwaití también adoptó medidas de seguridad especiales como reacción a los atentados para defenderse de quienes “intenten poner en peligro la seguridad y la estabilidad del país”, según decían las recomendaciones del Parlamento de Kuwait del 13 de diciembre. Pocos días después de los atentados, el 19 del mismo mes, la policía kuwaití detuvo a diez personas, siete iraquíes y tres libaneses quienes confesaron haber “preparado, planificado y ejecutado” los atentados. El ministro de Estado kuwaití informó tras el arresto que todos los detenidos pertenecían a Al Dawa.

Los ataques contra todo aquello que tuviera que ver con Saddam Hussein no sólo tuvieron lugar en el escenario internacional. De hecho, el mayor número de acciones violentas y asesinatos de los comandos del partido Al Dawa se realizaron en suelo iraquí. Como aquella en la que, el 1 de Abril de 1980, un grupo de estudiantes pertenecientes a Al Dawa intentaron acabar con la vida de Tarek Aziz, viceprimer ministro iraquí por aquel entonces. Aziz salió ileso tras la explosión pero no corrieron igual suerte quienes esperaban el discurso del viceprimer mininistro, un grupo de estudiantes adeptos al régimen de Saddam. A los pocos días, Al Dawa también atacó a los asistentes de los entierros de los muertos que causó el atentado del 1 de Abril. En este momento el Estado de Saddam respondió con el ‘ojo por ojo, diente por diente’, y mandó ejecutar a cientos de los miembros del partido sin juicio previo. Aunque fue el 11 de Julio de 1982 cuando Al Dawa perpetró su mayor intentona violenta contra Saddam cando colocó un coche bomba al paso de una comitiva de Saddam Hussein. El dictador también salió ileso, pero murieron nueve de sus guardaespaldas.

Por todo lo anterior parece que Al Dawa no debe ocupar un lugar en la lista de organizaciones terroristas del Departamento de Estado de Estados Unidos, porque es un partido que representa todo lo contrario al dictador que ése país a depuesto por la fuerza. Además “después del final de la guerra de Irán e Iraq, la rama más moderada de Al Dawa comenzó a tomar el liderazgo del partido” según asegura Sharon Otterman, director asociado del Council of Foreing Relations, una de las instituciones más influyentes para las administraciones estadounidenses en materia de política exterior. Ibrahim Al Yafari se identificaría con esa rama más moderada de Al Dawa aunque milita en el partido desde 1966. Yafari estuvo exiliado veinte años fuera de Iraq y desde 1989 vivió en Londres como el portavoz de Al Dawa. Su labor en la oposición en el extranjero le llevó a su regreso a Iraq tras la invasión estadounidense al tercer puesto en el ranking de los políticos iraquíes más poupulares, por detrás del Ayatola Alí al Sistani y de Muqtada al Sáder. Ambos son dos chiíees radicales que comprometerían la ya de por sí difícil situación interétnica de Iraq. Por eso, desde el pasado 6 de Abril, Yafari, un chií moderado, es el primer ministro iraquí y su partido está a la cabeza de la democracia en el país. Antes Al Dawa era sinónimo de guerra contra el Iraq de Saddam y sus aliados estén donde estén, pero ahora el trabajo en el poder tendrá que hacer de “la llamada islámica” algo parecido a “paz en Iraq”; si quieren mantenerse en la cumbre por la que tanto mataron sus militantes no hace tanto tiempo.

6 Comments:

At 00:41, Blogger Negrev said...

Se hizo esperar, pero buen artículo. Ya sabes que en esto de la politica se lleva el doble rasero, uno para los amigos que me interesen en el momento y otro para los no amigos.

Saludos a tu tostadora.

 
At 00:50, Blogger rojoredrouge said...

..."foreing policy is not nice", dicen los anglosajones.

 
At 11:46, Blogger rojoredrouge said...

...

 
At 11:51, Blogger Aitor Ordax said...

Desde luego que no lo es.
En esta ocasión, tengo que felicitarte por este gran artículo. Te felicito, maestro. Gracias por ilustrarnos.

Estoy de acuerdo contigo en que los políticos son lobos con piel de oveja cuidando del rebaño y que, además, utilizan esa piel a su antojo de forma oportunista, en Iraq, España o cualquier otro país.

Si no, mira a Lula, que tanto prometía y, ahora, empieza a ver como se le acumulan los problemas. Aquellos a los que quiso representar, "los Sin Tierra", reclaman lo que se les debe, pero no parece que esté en disposición de dárselo.

 
At 19:45, Blogger Javier Luna said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 19:49, Blogger Javier Luna said...

Lo primero es lo promero: los intereses. Cuando hay "plata" oro negro o demás cositas convertibles en plata, de por medio, a los caciques les dan ataques de miopía.
-Muy bueno.
.Pregunta a los dgenerados ¿diferencias entre inversón y especulación?
Un saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home