D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

lunes, mayo 30, 2005

Épico and Idiot

"NON" masivo en Francia. Casi el 56 por ciento de los más de 30 millones que fueron a votar.

Es estúpido: porque la mayoría de los franceses se ha pronunciado en contra de la Constitucion por la gestión de Chirac y Raffarin, por Sarkozy, Fillon y Hervé Guymard, por la directiva Bolkestein, por Turquía y por los desmanes de la globalización China.

Es épico: por lo heroico que hay en un "NON" masivo como el de ayer. Los ciudadanos-héroes votaron "NON", aunque sin saberlo en muchos casos, dilapidando la imposición de un texto que redactaron gentes ilustradas que, como en el XVIII, pensaron en "todo para el europeo pero SIN EL EUROPEO". Así, "NON".

Cuando lo épico y lo estúpido se encuentran, los franceses - ojalá hubiéramos sido los españoles- votan "NON" a la democracia descendente.

Non massif en France. Presque le 56 pour cent des élécteurs.

C'est con: parce que la majorité des français ont voté non à la Constitution vu qu'il y a Chirac, Raffarin, Sarkozy, Hervé Guymard, la directive Bolkestein, la candidature de la Turquie et pour les effets pervers de la globalisation chinoise.

C'est héroïque: parce que les citoyens son devenues héros quand son NON massif, come celui d'hier, implique dire NON au Despotisme Illustré Européenne. Peut-être que tous les élécteurs ne savent pas qu'ils sont devenus des héros, cependant, la démocratie ne peut pas suivre une ligne descendante mais ascendante. Le sous-contient français savaiet cela et pas l'espagnol

I won't say anything in english about this. I want english people to be stupids heroes too, like french. We, Spanish, we're just anti-heroes.

7 Comments:

At 10:58, Blogger Aitor Ordax said...

Bien razonado. Coincido contigo en la utilización de razones que, probablemente, nada tienen que ver con el quid de estos comicios.

La épica de la que tú hablas sirve, además, para sacarnos los colores a aquellos que no sólo participamos escasamente, sino que lo hicimos cuadrándonos a lo que dictaron nuestros respectivos líderes.

¡Hurra por los franceses! Aunque sigo creyendo que nos la meteran con calzador.

 
At 15:46, Blogger rojoredrouge said...

Vive la France !!
Ahora bien, no caigamos en el "Muera la inteligencia!!" que le gritó un fascista a Unamuno en Salamanca cuando el intelectual dijo a los sublevados conspiradores: "Venceréis pero no convenceréis!".
Los franceses le han dicho lo mismo a la nueva forma de dictadura que represena la UE. "La Constitución se aprovará, sin nuestra aprovación". Eso sí, independientemente de las razones.

 
At 11:35, Blogger Maria Sarmiento said...

Las cosas que dices son ciertas, pero no comparto las conclusiones, las relaciones internacionales son complicadas,uno no es un heroe por emitir su voto, es un ciudadano. Al igual que uno no es un anti-heroe por querer avanzar en aspectos que considera esenciales,con esos mismos argumentos, a lo mejor no tan brillántemente expuestos, defiendo yó el sí.

 
At 14:11, Blogger rojoredrouge said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 23:15, Blogger rojoredrouge said...

La heroicidad de los franceses se fundamenta en que, por ejemplo, la campaña a favor del sí fue abrumadorante mayor que la del no. Lo prueba que el Consejo audiovisual francés, una institución que vela por la calidad televisiva, lo denunciara a principios de mayo. Imponerse contra viento y marea mediática en favor del "oui" es heróico, insisto.
Por otro lado los españoles no quisieron avanzar a ningún lado, porque no sabían lo que decía la Carta Magna, y aún así, votaron sí, así sin más. Esúpidamente, como lo hicieron los franceses, pero eligiendo la otra papeleta.

 
At 12:53, Blogger Maria Sarmiento said...

No entremos en discusiones formales de si Carta Magna o Tratado Internacional - el Tribunal Cosntitucional ya lo ha declarado Tratado Internacional de Integración -, lo que está claro es que sólo unos pocos se han leido el Tratado, pero las campañas de comunicación no solo se miden por el número de impactos, también por otros valores cómo, entre otros, la calidad del slogán. El problema básico de este Tratado es que lleva la palabra Constitución, ya que, como Tratado es buenísimo, pero como Constitución no dá la talla. Nosotros tenemos una historia constitucional menos formal, hemos tenido un montón de constituciones, está última ya la queremos modificar, digamos que la palabra Constitución, no suena igual en francés que en español, de ahí que provoque mas rechazo el slogan, es decir el nombre. Si intentas vender un Tratado, por muy bueno que sea, con el nombre de Constitución, es mas probable que un español trague, en cambio un francés no. No merecemos este revés por culpa de un error en la denominación, y de ahí que me cuestione la eficacia de este tipo de medidas. Digamos que no somos menos heroes, sino menos sentimentalistas ante determinados términos.

 
At 21:57, Blogger Aitor Ordax said...

Podemos entrar en el juego del nominalismo. En el fondo me gusta. Aunque lo importante es el trasfondo. Esto es aplicable a la denominación de Constitución (en realidad, es Tratado por el que se establece una constitución para Europa), así como a la denominación de "matrimonios homosexuales".

Pero lo verdaderamente cierto es que la primera es un marco que establece nuevas normas del juego (pretende convertir la unión económica en una unión política para asegurar que la económica seguirá marchando bien) y reconoce algunos derechos, al tiempo que la segunda (puede que sea más adecuado: "unión homosexual", al menos etimológicamente) reconoce los derechos de un colectivo que los tenía.

Dicho esto, la Constitución europea es mejorable y por tanto, con dos nos, puede que se vean obligados a mejorarla, aunque sinceramente creo que se las apañarán para hacerla encajar.

No pasa nada. No se acaba el mundo. Tal vez se lleve algún susto el mercado. Poco importa.

Lo verdaderamente importante es ampliar y ampliar la libre circulación de personas hasta lograrlo en todo el globo (pero una verdadera ampliación, ya que en la unión existen europeos de primera y europeos de segunda). Seamos serios, lo importante es el trasfondo.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home