D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

martes, junio 07, 2005

Ilusiones, ilusos y ¿Madrid? 2012

Tengo que reconocer que este tipo me tiene muy intrigado. La política no es mi fuerte (los políticos tampoco) pero vaya por Dios que este señor me resulta interesante. No sé si es un izquierdista camuflado en la derecha o un derechista moderado entre conservadores. Tampoco me hagas demasiado caso, que de esto yo no sé mucho. ¿Juega a dos bandas? Porque una vez le vi en la tele con su mentor político, el señor Fraga (eutanasia obligatoria ya) y tiempo después le vi, también en la tele, anunciando que la RU-486 será gratuita y anónima en Madrid para todas las chicas que lo soliciten, a sabiendas de que esto hervirá la sangre de la Inmaculada doña Ana Botella (peras y manzanas para todos) y de toda la plana ultraconservadora de la sociedad. No es un secreto que no se lleva especialmente bien con Espe, la otra gran doncella de la derecha y tienen rifirrafes frecuentes.

Nuestro querido ( y odiado) alcalde ha apostado muy fuerte por Madrid como sede de las Olimpiadas del lejano año 2012. Me parece bien. Dicen que seria muy bueno para la ciudad en prácticamente todos los niveles; económico, turístico, empleo y por supuesto deportivo. La fiesta que organizaron ayer fue todo un éxito y la gente se volcó. Se notaba cuando Gallardon salto al escenario acompañado por la exuberante Shakira (menudo movimiento de caderas... eso levantaría a un muerto) que está muy ilusionado con la idea. Quizás se haya dado cuenta de que el PP nunca le dejará escalar puestos hasta las generales de 2012 (qué coincidencia) y desee alcanzar el sumun de otra forma. “De ilusiones vive el tonto de los cojones” dice un refrán. Demasiado pesimista, incluso para mí. Me gusta más el otro que anunciaba los cupones de la ONCE (¿o era la lotería?, ya ni me acuerdo).

Ciertamente el deporte nunca ha sido lo mío; de pequeño estudiaba en un colegio en el que jugar bien al fútbol te convertía en un semidios. Por supuesto no era mi caso, pero empecinado en ganarme el respeto y la admiración de mis compañeros, jugaba y jugaba y hasta me encargaba de traer los balones. Al final acabé siendo un portero aceptable pero no logré ese respeto que buscaba. Algunos años después aprendí que primero debía respetarme a mí mismo. Por desgracia el conductismo es poderoso y es complicado cambiar ciertos hábitos. No volví a jugar al fútbol, pero si conseguí superar esta importante prueba. Y de paso descubrí otro deporte que me gusta bastante. Espero poder asistir en esta ciudad a ver jugar a los chinos, que son muy buenos. Y no me extrañaría nada que alguno de los crios que veo entrenar en Sanse sin descanso acaben luchando por alguna medalla dentro de 7 años.

A menos de un mes para que se conozca la decisión final, los franceses van (una vez más) por delante, con su candidatura parisina. ¿Qué tendrá esta ciudad que enamora tanto? No lo sé pero estoy dispuesto a averiguarlo, algún día, claro está. Lo añadiré a mi lista de promesas futuras. Número 174: Viajar a Paris de vacaciones. Bueno, ya veremos. Tengo tantas que voy a tener que clasificarlas por categorías. Tiempo al tiempo.

¿Dónde estaré yo en el 2012? Para empezar, espero que vivo. Y puestos (que no, no pienses mal) a pedir, que me vayan bien las cosas. Dependerá de mí en gran medida, así que hay que hacer las cosas bien. Un poco de suerte tampoco viene mal de vez en cuando. ¡La Fuerza de Javi, La Fuerza de Javi!, como en Réquiem por un Sueño. ¡Qué gran película! Y te aseguro que me tocó muy dentro por diversos motivos.

Los ilusos son aquellos que sueñan con utopías y hechos a priori irrealizables. Bueno, es cierto que hay que tener los pies en el suelo y ser realistas. Pero la ilusión es tan importante como necesaria; lleva a la motivación, y ésta al esfuerzo. Y con este ultimo se pueden conseguir las cosas. Por desgracia los fracasos son inevitables y es fácil acabar desmotivado, desilusionado y perezoso. En ese momento ya eres un fracasado. En esta vida hay que saber disfrutar y al mismo tiempo saber sufrir. Y por supuesto, tener ilusiones, aunque seamos tontos de los cojones. Así que no me seas iluso, pero ten una ilusión.

382x351px - 12.1 Kbytes

8 Comments:

At 01:52, Blogger Negrev said...

Saludos Javi:

Leer tu artículo me lleva a decirte que puedo prometer y prometo que hoy veré Requiem por un sueño (mi incultura cinematografica es más poderosa que la fuerza de George Lucas). Todo el mundo me habla bien de dicha pelicula. Y creo que además sale la bella Jennifer Connely, poco más que añadir.

Eso sí, no te me enfades, pero Shakira no me gusta un pelo (a la hoguera con Ru!)

Paris ganará seguramente, ha estado entre las finalistas más de una vez y fijate que gran espectaculo montó el domingo. Mientras, España sacaba un record guiness a la bandera más inutil de la historia (si eso de sacar banderas grandes se lo inventó Gil y Gil...)

Si las olimpiadas finalmente son en madrid...pues nada, mandamos a Salva en baloncesto, a javi luna con aitor les buscamos un deporte rapidamente, javi grasa en ping pong y yo me dedico a vender las coca-colas, que os entrará sed.

Saludos para todos

 
At 08:32, Blogger Aitor Ordax said...

Te felicito por tu artículo.

Respecto a Gallardón, sólo puedo decirte que es un lobo con piel de cordero. Es verdad que tiene su propia doctrina dentro del PP y eso le llevará lejos o le hundirá en la miseria. Al paso que llevan los dirigentes conservadores --camino de la ultraderecha-- no es de extrañar que el desgaste haga que el joven y ambicioso político madrileño llegue a ser líder de su partido. Aunque no sé si llegará para 2012. El tiempo lo dirá.

Respecto a los JJ OO ´sería bueno para Madrid, no sé si para los madrileños y seguro para los empresarios afincados en la capital del caos ordenado.

 
At 14:54, Blogger Negrev said...

no es por desanimarte aitor, pero veo con bastantes más posibilidades de sustituir a rajoy (si este no ganara en 2008) a nuestra querida espe (remos que no) y sobre todo a un tal Rodrigo Rato, que después de hacer las américas (y las asias y las australias) podría volver a poner orden.

quién sabe, quién sabe...

 
At 15:14, Blogger Javier Luna said...

Yo, que he estado en 150 millones de ruedas de prensa de Gallardón, puedo decir y digo que el tipo no merece el menor respeto. No se diferencia de la gran mayoría de las hienas políticas.

En cuanto a los JJ.OO si tienen que venir que vengan, total al precio que estarán las entradas no podré ver ninguna competición. Es más prefiero que sean en París, porque aunque no pueda ver las competiciones veré París.

La cuestión es como analizará el alcalde la derrota, y lo que es más importante, las obras que han empezado por todo Madrid ¿sólo serviran para tocarnos los cojones?

 
At 16:26, Blogger javier said...

Saludos a todos

Sabia decision Ruben; la pelicula podra gustarte o no gustarte pero te aseguro que no te dejara indiferente. Jennifer Connely sale muy guapa al principio, no tanto al fianl, ya veras como acaba. La otra de Aronofsky, Pi, me decepciono un poco, pero aun asi tiene calidad.
Respecto a Shakira, a mi es que ultimamente me gustan todas..... Y hay que reconocer que baila muy bien la jodia.

Yo tambien creo que va a ganar Paris, en fin, tampoco me quita el sueño. Si es interesante lo que han comentado Javier y Aitor, que Madrid parece ahora mismo una ciudad sacudida por un holocausto nuclear, con obras por todas partes y cada vez con mas atascos. Dentro de poco habra que levantarse a las 5 para llegar a las 9 al trabajo. Todos a comprarse un helicoptero a plazos.

Y por ultimo el amigo Gallardon no es que me caiga bien, pero es agradable que de vez en cuando provoque una pequeña crisis en el seno del PP madrileño. Veremos que pasa en 2008 porque Zapatero se esta arriesgando demasiado aunque opino que hace lo correcto. Si Esperanza Aguiree acaba siendo la presidenta pensare en el exilio o el suicidio.

 
At 16:31, Blogger Negrev said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 16:35, Blogger Negrev said...

El artículo más impopular

Javier Marías
Obtenido de: El País Semanal
16/11/05

Si hay algo en lo que milagrosa e incomprensiblemente está todo el mundo de acuerdo es en desearle a Madrid lo peor que podría sucederle en los próximos años, a saber: ser nombrada sede de los Juegos Olímpicos de 2012. Se lo desean este partido, el otro y el de más allá, el Gobierno y toda la oposición; este periódico, su rival y su bestia negra; los cantantes, los arquitectos, los escritores, los cineastas y los grafistas; y, por supuesto, la inconsciente o masoquista masa de los ciudadanos. Se lo desea todo cristo sin pararse a pensar, yo creo, en que los beneficios de tal designación serían sólo para unos pocos –sobre todo los constructores y las insaciables empresas de obras públicas, los políticos y los especuladores, los propietarios de viviendas y de suelo– y el perjuicio para la gran mayoría y durante un mínimo de siete años, los que transcurrirían entre el anhelado nombramiento, en 2005, y la celebración de dichos Juegos.

¿Por qué semejante amenaza despierta tantas pasiones en todo el mundo? No por albergar in situ las pruebas deportivas, desde luego. A nadie se le escapa que éstas duran menos de un mes; que, tengan lugar donde lo tengan, hace ya decenios que todos las vemos, con enorme lujo de detalles y mucho mejor que en los estadios, por las televisiones, que les dan el rango de acontecimiento máximo; y que, nada más concluir, a nadie le importan ya nada y se olvidan con asombrosa rapidez. Estoy convencido de que, sin previa consulta a los archivos, nadie recuerda ahora mismo quién ganó la última medalla de oro de los cien metros lisos ni de la maratón, por mencionar dos de las finales que levantan tradicionalmente mayor expectación. No digamos quién se alzó con el triunfo en competiciones tan memorables y apasionantes como el tiro con arco, el K-2 y el K-4 (o como se llamen) y los saltos desde el trampolín. ¿Entonces?

Se supone que la celebración de las Olimpiadas en un lugar determinado le atrae en el futuro a numerosos turistas, lo cual, de hecho, depende más bien de lo que la ciudad en cuestión muestre y ofrezca. Es cierto que hace doce años Barcelona era menos conocida que ahora a nivel mundial, y que en su caso los Juegos del 92 sirvieron para que la ciudad quedara, por así decir, alfombrada. Pero lo que suele olvidarse es que Barcelona contaba ya con una sociedad muy cívica, orgullosa del lugar, y con una cierta tradición de Ayuntamientos responsables y no bestialmente codiciosos y especulativos. No sucede lo mismo en Madrid, que se distingue y ha distinguido siempre por todo lo contrario.

Hace no menos de tres lustros que esta ciudad parece enteramente a merced de las constructoras y las empresas de obras. La impresión es que son ellas las que, insaciables, inventan y deciden arbitrariamente el innecesario y permanente destripamiento de todo a la vez. La broma de que vivir aquí es como hacerlo en Sarajevo o en Beirut en los peores momentos de sus respectivas guerras ha dejado de ser una broma hace mucho. Ahora mismo están levantadas o valladas la Gran Vía, Plaza de España, Princesa, Sol, Ferraz, Marqués de Urquijo, San Bernardo, Carmen, O’Donnell, la Carrera de los Jerónimos, Cuatro Caminos y centenares de kilómetros más. Pero no es ahora, es siempre, y lo que jamás se ven son las mejoras, los resultados ni desde luego la necesidad. Pues bien, si esto es así sin que haya ningún motivo especial, ni ningún pretexto verosímil, ¿qué no sería este desdichado lugar con la coartada de unos Juegos Olímpicos en perspectiva? Es para no imaginárselo, y, desde luego, para abandonar la ciudad si finalmente se le concede la maldición incomprensiblemente deseada por todo dios.

Creer que, con los políticos locales que tenemos y la avidez arrasadora de nuestros constructores, al cabo de siete años de más y más obras demenciales iban a quedarnos unas infraestructuras estupendas y una ciudad en verdad adecentada o mejorada, es tan ingenuo como pensar que España ganaría en el cómputo total del medallero.

La gente no parece pararse a pensar en esto: todo será mucho más caro de lo que ya lo es aquí, empezando por la ya prohibitiva vivienda y acabando por la cesta de la compra; con el pretexto “es por las Olimpiadas”, la ciudad no sería tan invivible como Sarajevo o Beirut, sino como Dresde tras los bombardeos aliados de la Segunda Guerra Mundial. Y aquí, donde somos tan imitativos, nadie ha prestado atención al hecho de que otra de las candidatas, Nueva York, está a punto de retirarse por la falta de apoyo de la población, que sensatamente ve en la posible designación muchos más inconvenientes y calamidades que beneficios y ventajas. Da la impresión de que nuestro país en pleno, con un orgullo pueril y meramente jaranero, sólo ansía verse “elegido”, aunque sea para comerse el marrón más indigesto de los próximos siete años.

Pues nada, suerte y a devolver.

 
At 20:39, Blogger Negrev said...

Pese a todo me gustaría que fuese elegida Madrid. Se daría un impulso a la ciudad y sobre todo al deporte.

Además, es la única capital europea grande que no ha acogido unos juegos.

Aunque las casas de apuestas pagan a una pasta gansa la apuesta por Madrid, asi que ganará París...(hilton)

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home