D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

martes, julio 12, 2005

El nuevo orden mundial

La mayoría de los juegos de mesa que conozco se acaban volviendo aburridos con el tiempo. Después de unas cuantas partidas se tornan previsibles, lentos y pesados, y lógicamente acaban confinados en algún armario. Sin embargo existe una excepción que confirma la regla. El Risk. Sí, este juego de estrategia en el que tienes una serie de ejércitos y un objetivo a conseguir, que normalmente suele ser conquistar mundos o destruir todos los ejércitos de otro contrincante. La mecánica es simple: tablero, ejércitos, y por supuesto los dados. Estos son los responsables de que cada partida varíe considerablemente de la anterior. Puede durar media hora, dos, o incluso 6 o 7. Las posibilidades son inmensas. Lo ideal es tratar de conquistar primero algún continente pequeño, como Oceanía, para disponer de un mayor numero de tropas. Confiar en que el azar este a tu favor e ir conquistando territorios. Es una buena forma de pasar la tarde.

No deja de ser un juego, pero sospechosamente las similitudes con el mundo real son bastante grandes. A un lado los todopoderosos E.E.U.U., debajo Sudamérica y al otro lado del charco la vieja Europa, que no acaba de sentirse unida, África, Asia y por ultimo Oceanía. Un tablero inmenso y unos cuantos jugadores ansiosos por conquistar el mundo. Y nosotros somos las fichas. La partida ya ha empezado y de momento ganan los americanos, cuyo poder e influencia llega a todas partes. Pero es curioso como la nación más poderosa también es la más gilipollas. Bush es el único presidente que no ha firmado el protocolo de Kyoto, y le han tenido que presionar mucho para que admita la mano del hombre en el cambio climático que lentamente experimenta nuestro planeta. Esta sobradamente demostrado que las consecuencias serán terribles a largo plazo, pero no les importa. La reducción de gases tendría efectos negativos sobre la economía y eso para ellos es inaceptable.

Hace tiempo leí una entrevista a uno de los que controlan el Partido Republicano en los Estados Unidos; debo disculparme, pues no recuerdo su nombre. Pero no es solo por un despiste mío. En realidad los que ejercen el poder lo hacen a la sombra de los que parece que lo ostentan. No me creo que el tal Bush, que parece semianalfabeto, sea capaz de dirigir todo un país y por extensión el mundo entero. El caso es que en su entrevista daba la impresión de ser el siniestro canciller Palpatine. “Los demócratas no volverán a ganar las elecciones”.”Nos traeremos a los mejores cerebros europeos” “nuestra supremacía se basa en el poder económico y el militar” “el cambio climático es una invención de los ecologistas” y un montón de chorradas más. La verdad, daba miedo. Supongo que el objetivo final ya no es derrotar al enemigo, sino controlar el mundo. El control absoluto. ¿Y donde esta Europa? Pues por desgracia a su merced. África descompuesta por el SIDA, el hambre y la guerra. Asia a su rollo, con China como futura potencia mundial y Oceanía, pues hombre, por allí andan.

Desde hace tiempo tenemos un nuevo jugador: el terrorismo. El experto en este tema es Salva, yo poco puedo aportar. La cosa desde luego, no parece mejorar. Primero el 11-S, luego el 11-M y ahora el 7-J; y eso en los países desarrollados. En otros sitios los atentados están tan a la orden del día que ya no son noticia. Parece el gran enemigo del mundo moderno. Puede ser. Pero no son muy distintos de aquellos que tienen el control. “Si queremos conocer a una persona realmente, debemos dotarla de un gran poder” Gran frase, que dijo otra persona cuyo nombre tampoco recuerdo.

Después del 11-S circularon por la red todo tipo de teorías que hablaban de conspiraciones y tramas que apuntaban directamente al Tío Sam como organizador de los atentados. Es bastante fuerte, lo sé. Pero quedaron muchos cabos sueltos por atar. La misteriosa explosión del Pentágono, donde no había resto alguno de ningún avión; los miles de judíos que aquella mañana no acudieron a trabajar al World Trade Center. La misteriosa facilidad con la que los terroristas secuestraron los aviones. Algo falla. Y muchas cosas cambiaron desde entonces. Bush definió un Eje del Mal, se reservo el derecho a usar armas nucleares si lo considera necesario y aumentó el presupuesto militar aun más. Curioso que ellos dispongan del mayor arsenal nuclear que existe y acusan a otros países de ser peligrosos por tener estas armas o querer fabricarlas. Y nosotros los ciudadanos, los que estamos abajo, somos los que pagaremos las consecuencias. En fin, la partida ya ha empezado, te toca tirar los dados.

1 Comments:

At 11:29, Blogger Maria Sarmiento said...

Yo me voy a Kamchatka, el lugar donde resisitir.

 

Publicar un comentario

<< Home