D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

jueves, marzo 16, 2006

Lo siento, señora

Estoy nervioso, y me gusta. Sólo una mujer puede ponerme nervioso en este momento... lo demás lo dejo a vuestra imaginación. Pero este estado de inquietud, provocado sin lugar a dudas por la inseguridad humana ante la nueva necesidad de descubrir y ser descubierto, de amar y ser amado, pone ante mi evidencias notables de la existencia del ser humano.

Os habéis parado a analizar la gran cantidad de cosas con las que intentan reclamar nuestra atención haciéndonos creer que son importantes? Os habéis fijado en la cara de la gente cuando soltáis un "no me interesa" inoportuno? "Lo siento señora, ahora, a mi sólo me interesan los enormes ojos marrones de mi gorda".

El señor Jean-Paul Sartre tenía razón al afirmar que la vida carece de sentido, y en contra de lo que muchos se empeñan en afirmar este aforismo no es negativo en modo alguno. Este maravilloso descubrimiento tiene por objetivo liberar al hombre de todas esas cargas estúpidas que se echa a la espalda para poder decirse, justo antes de dormirse, vivo para algo.

Por eso, la señora se molesta cuando le decimos que lo que nos cuenta no nos interesa. Se pregunta: ¿cómo no puede interesarle este artificio tan rentable que he diseñado para justificar la estúpida vida de miles de millones de personas? ¿cómo no puede interesarle si esta cómodo y calentito? ¿si tiene la posibilidad de ser de un equipo de fútbol? ¿Si tiene la posibilidad de iniciar discusiones en el bar sobre política? ¿si no le hace falta comprender nada para vivir en paz?

Pues no señora, no me interesa. Yo sólo quiero verle mover el culo a mi gorda, vivir del cuento lo máximo posible y reirme de todos esos que viven como si entendieran algo y te lo cuentan como si fueran más que los demás por creer que entienden algo, que no deja de ser un estúpido sentido para sentirse un poco vivos y no pensar en la muerte. En la suya y en la de miles de personas en el mundo. En los secuestros realizados por los estados. En los asesinatos realizados por las grandes empresas en defensa de sus negocios. En las mentiras continuas del poder. En la incapacidad de miles de personas para llegar a fin de mes. En las violaciones de derechos...

Si señora me encanta su artificio, funciona a las mil maravillas, es narcoléptico. Ya sé que le molesta que a mi no me importen lo más mínimo sus esfuerzos por mantener el negocio. Me molesta su nombre: Sociedad. Me gusta más el mío: Soledad.

[A los increibles ojos marrones de mi gorda]

3 Comments:

At 17:59, Blogger Negrev said...

Bueno Luna, tu retorno a Dgeneración me está resultando esplendido.

felicidades por el artículo

 
At 13:21, Blogger rojoredrouge said...

Sí señor, de acuerdo con Rubén. Tu manifiesta misantropía ( jsutificada, no es para menos en vista de los que nos hacemos los unos a los otros ) resulta inspiradora.

Pareces liberado, ¿ Qué ha pasado ?

 
At 17:40, Blogger Aitor Ordax said...

Estoy de acuerdo. Me da que algo tuvo que ver Cuba. Descubrir la realidad ayuda, a veces.

Sin embargo, tengo que estar en desacuerdo con eso de que no te interesa. Aunque sólo sea en el fondo algo debe interesarte si te molestas en preocuparte por ello.

De no ser así, ni siquiera te lo plantearías.

Me gusta el tono filosófico que toma esto por momentos. Sube el nivel y lo pone más difícil.

 

Publicar un comentario

<< Home