D-Generación

"Una generación extraviada en un mundo casi perdido, lejos de la Generación del 98, del 14, del 27, de mayo del 68, no somos otra cosa que una 'D-Generación'"

martes, marzo 14, 2006

Sobre el derecho a emborracharse (II)


Ya son veinte las ciudades y pueblos que se han apuntado al macrobotellón de este viernes; los ayuntamientos han anunciado que impedirán a toda costa el evento y es de esperar una numerosa presencia policial. Un ejército de lecheras contra miles de estudiantes tocados; el imperio contra los rebeldes.


La cultura de la fiesta comenzó hace décadas y se extendió por rapidez en toda Europa, en los países mediterráneos con más intensidad debido al clima cálido. Muchos ritos y tradiciones que luego evolucionaron a garitos, bares y discotecas, con alcohol siempre de por medio. Estos últimos años el problema empeoró al descender la edad de inicio al consumo y al surgir toda una generación de jóvenes que sin alcohol no funcionan, no se divierten.

Las críticas hacia la juventud no han tardado en llegar; ¿pero realmente existen alternativas de ocio? Para un chaval de 15 años, hablamos. Váyase al cine y solo por eso le soplaran, palomitas y coca cola incluidas, diez euros; por menos de la mitad ese chaval se puede pillar un ciego tremendo. Por supuesto del ocio especial (aficiones como la montaña, salir con la bici, cualquier cosa que requiera soltar mucha pasta) ni hablamos, eso queda fuera de su alcance.

Ir a contracorriente, por otra parte, no es nada fácil; ahora el que no se emborracha, el que no sale, es un amargao o un marginado. ¿Pero están tan mal las cosas? Bueno. Yo me he emborrachado muchas veces hasta caerme de culo cuando era más joven y no estoy tan mal ahora….el problema viene cuando juntamos alcohol, fracaso escolar y violencia. Entonces el futuro es negro. ¿Nuestras pensiones serán un puñado de nens?

El alcohol está por todas partes (por su condición de droga legal) y luchar contra el requiere un ejercicio de gran esfuerzo con pizcas de hipocresía; la doble moral que comentaba Aitor por ejemplo es otro problema; la transgresión es un poderoso motivo para abrir la botella.

¿Todos los que salen de fiesta son unos alcohólicos? Para nada; el alcoholismo es una trastorno de dependencia, que puede existir en mayor o menor grado; el consumo responsable es por tanto la mejor arma; no mezcles bebidas, evita el garrafón, no conduzcas y no te pases. Pero sigo pensando que un chaval de 13 años no debe darle a la botella tan pronto; es peligroso pues las conductas de riesgo suelen empeorar cuando persisten demasiado tiempo. Y ya sabemos lo que viene después.

No estaré este viernes en Moncloa; sin embargo me han invitado el sábado a una excursión etílica por los bares (o debería decir por el Meji) de este pueblo. Ya sabes que no bebo y por tanto no me convence el plan; me acercaré de todos modos, porque si respeto el derecho de emborracharse de los demás, espero que respeten el mío de no hacerlo.

1 Comments:

At 15:34, Blogger Javier Luna said...

El séptimo día Dios creó la Mahou *****

Para olvidar el monstruo que había creado.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home